Y el Papa dijo tuit

Twitter Papa

No es que tenga yo una obsesión enfermiza por las cuestiones papales. En absoluto. Ni me va, ni me viene. De hecho, lo que más me gusta de todo el entramado eclesiástico actual es la arquitectura de las iglesias. Lo que ocurre es que el Papa se está soltando de una manera bárbara, como diría Messi, en cuestiones comunicativas. Hace pocas semanas fue su libro sobre la historia de Jesús y el transporte al matadero del buey y la mula del Portal de Belén (descansen ambos en paz). Y, ahora, en diciembre del 2012, el Papa ya es 2.0. Con @pontifex, Benedicto XVI ya es un twittero de tomo y lomo. Bueno, él no, sino sus asesores. Pero es lo mismo. Los precursores de toda esta historia fueron unos empresarios de Madrid que ofrecieron sus servicios en redes sociales al Vaticano. Y triunfaron.

Claro que abrirle una cuenta al Papa no es cuestión de media hora. De hecho, tuvieron que desplazarse asesores de seguridad de Twitter desde California hasta Roma para la asesoría informática. O sea, lo mismo que ha ocurrido con usted o un servidor a la hora de abrirnos nuestras cuentas. Tampoco se crean que su Santidad va a estar todo el día dándole a la tecla. Miren que se levanta temprano para rezar, no tiene que ir al Súper a hacer la compra y tampoco queda después de comer con los amigotes en el bar del Vaticano para jugar la partida y echarse al gaznate un carajillo de cognac del bueno. Supongo que él es más de conceder audiencias, que supongo también yo que habrá mucha gente que quiera visitarle y besarle la mano. También son ganas (no sé si esto es pecado o no). Pues bueno, que los primeros tuits de Benedicto XVI se publicarán los miércoles, a mediodía, coincidiendo con las audiencias públicas que se celebran en el Vaticano. Y el primero, hoy mismo, el día 12 del mes 12 del 2012 a las 12.00. Supongo que lo habrá hecho así por si los mayas aciertan con lo del fin del mundo y se estropea la conexión el día 21 antes de haber empezado a twittear… Y lo que ha escrito (él, el becario o el que haya sido): “Queridos amigos, me uno a vosotros con alegría por medio de Twitter. Gracias por vuestra respuesta generosa. Os bendigo a todos de corazón”.

Lo que es evidente es que al Papa le siguen más creyentes que a Belén Esteban. Así, solo unas horas después de anunciada la cuenta, Benedicto XVI ya tenía más de 180.000 seguidores en inglés y casi 45.000 en español. Y al día siguiente ya eran 390.000. Y hoy mismo, cerca de 700.000. Tengo curiosidad por ver cómo condensa en próximos tuits todo su pensamiento en 140 caracteres. Ahí me gustaría ver también a Fidel Castro o Hugo Chávez, sufriendo como cosacos para reducir un discurso de 7 horas a la nimiedad que suponen las letras y los espacios. El éxito de la iniciativa papal ya está ahí, en la red. Este hecho refrenda una de las teorías, precisamente, de la empresa madrileña asesora del Vaticano. Para ellos, las tres mejores marcas que hay en el mundo son blancas: la Iglesia, la Casa Blanca y el Real Madrid. Que conste en acta mi disconformidad.

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/12/12/actualidad/1355308116_059176.html

    Esta entrada fue publicada en Marketing y etiquetada como , , . Guardar el enlace permanente. Añade un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.
    , , | 2 Respuestas

    Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.