Márketing futbolero: ‘o rei’

Aficionados de la Selección de Brasil

Afición de Brasil

Hoy en día, todo es márketing. Neuromárketing, márketing móvil, márketing on line, márketing estratégico, márketing digital, social media márketing, márketing de los sentidos, márketing viral… Cualquier estrategia de venta de tangibles o intangibles pasa por un tipo de márketing o de un ‘palabro’ -primordialmente en inglés- que suene a título de exposición de Francis Bacon. Pero, sin lugar a dudas, el márketing líder, el más eficiente del mundo mundial es el márketing futbolero.

El presente Campeonato del Mundo de Brasil determina, como cada cuatro años, el foco informativo mundial, trascendiendo incluso del mero tratamiento deportivo. El Mundial es pasión, sufrimiento, anestesia contra el dolor corpóreo y del ánima… La victoria de tu equipo supone el alivio de las penas, la maximización del orgasmo. La derrota, el gatillazo, la decepción, la multiplicación de la pena…

La impresionante victoria de Alemania ante la anfitriona Brasil en la primera semifinal supuso el refrendo de que el márketing futbolero es ‘o rei’ de lo que se supone es el repertorio de márketings o mercadotecnias, como aparece en la RAE. “Conjunto de principios y prácticas que buscan el aumento del comercio, especialmente de la demanda”, dice el vademécum de la semántica española.

El pasado martes Alemania ofreció principios y fundamentos de una actuación coral, de una demostración para la historia de lo excelso que es el trabajo en equipo ejecutado a la perfección; ofreció también prácticas de trigonometría sobre un tapete verde, con piezas en movimiento admirablemente acompasadas, evidenciando la abismal diferencia entre el todo y la nada; y contribuyó a que en el mundo entero aumentara la cotización de la marca ‘Alemania’ como sinónimo de calidad, perfección, eficiencia, trabajo en bloque… Calcular cuánto vale todo eso supone una quimera.

Por el contrario, el márketing futbolero se encargó de despertar de un cruel sopapo a un país tibiamente anestesiado por unos días de los desmanes políticos, sociales, laborales, educativos, de principios básicos de sus dirigentes… Así es, hablo de Brasil pero podía haberlo hecho perfectamente de España.

    Esta entrada fue publicada en Marketing y etiquetada como , , , . Guardar el enlace permanente. Añade un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.
    , , , | 1 Response

    Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.

    • GrupoXabide

      El problema para Brasil no es lo de ayer, es que dentro de 2 años le vienen unos Juegos Olímpicos,…. casi nada y la imagen que deja el pais es para echarse a temblar.