Concienciar para salvar vidas

Flyer de Road Show

A eso de las 10.00 de la mañana una marabunta de escolares de Secundaria se adentraba en el auditorio. Eran unos 270, chicos y chicas, joviales, bulliciosos, ruidosos, en esa edad del “pavo” en la que casi todo nos da lo mismo y la vida es chupi flapi. Una hora después, la misma marabunta deshacía el camino saliendo del auditorio. Pero la marabunta había perdido en esos 60 minutos sus señas de identidad, su bullicio, su ruido…Se marchaban de nuevo a clase dialogando en pequeños grupos, pensativos e, incluso, emocionados. Era el resultado de una prueba dura, pero real como la vida misma. Desde Fideliza-Grupo Xabide estamos convencidos de que la educación emocional es el camino directo hacia el aprendizaje y el road show es un buen ejemplo de ello. Estamos hablando de espectáculos educativos para el fomento de la educación vial que ofrecen testimonios reales de agentes implicados, de una forma u otra, en accidentes de tráfico. Los escolares escuchan los testimonios de policías, bomberos, víctimas, familiares… y reflexionan. Tener frente a frente a una mujer en silla de ruedas que te hable de que un mínimo despiste lo estará pagando el resto de su vida, marca mucho. O enfrentarse a las palabras de una madre que un maldito día perdió en la carretera lo que más quería del mundo, induce, cuanto menos, a la reflexión.

Después de esos 60 minutos de metamorfosis, los chicos y chicas parecen haber dejado atrás la edad del “pavo” para posicionarse ante la vida real. Sus testimonios lo dicen todo. “Me he sentido responsable de mis actos y no dejaré ni permitiré dejar a gente hacer cosas que marquen un antes y un después. Me he emocionado y hasta he llorado y yo nunca lloro. Enhorabuena por la campaña”, comentaban en sus valoraciones. “Me ha parecido increíble porque nunca había sentido tanta tristeza al escuchar los riesgos del alcohol, drogas y conducción”, resumía una joven. “Gracias por abrirme los ojos” o “Nunca lo olvidaré” eran otras dos reflexiones, otros dos sentimientos de unos jóvenes verdaderamente impactados. Y eso era y es lo que pretendíamos con esta campaña, promovida por la Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco y gestionada por Fideliza-Grupo Xabide. La concienciación de la sociedad del futuro pasa por que las emociones afloren en formato educativo, con crudeza, pero con realidad. Por eso apostamos como empresa, por una línea en la que creemos y que nos parece adecuada. Porque constatamos que acciones de este tipo aportan algo a la sociedad, pero también lo hacen a nosotros: crecemos como personas y crecemos también como miembros de una sociedad.

    Esta entrada fue publicada en Marketing. Guardar el enlace permanente. Añade un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.
    Dejar un comentario

    Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intenta también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.